quién se ha llevado mi arcoíris…

mi arcoiris

Para un optimista convencido y compulsivo, caer en depresión puede ser de las peores cosas que le puede pasar. Los que sigáis asiduamente este blog, habréis notado que ha pasado más tiempo de lo normal desde la última entrada.

No es por nada y es por eso, que, precisamente el que se empeña en lanzar mensajes positivos desde estas teclas no estaba para muchas sonrisas.

Ya os digo, para alguien acostumbrado a ver todo con fácil solución, un bache semejante puede ser fatal. Se traduce en una desgana generalizada, en una interpretación gris y triste de cualquier acontecimiento y una falta de motivación absoluta, en todos los sentidos.

Me he pensado muy mucho escribir estas líneas. De hecho, han habido un par de intentos anteriores que he tenido que eliminar, porque quiero queremos que se contagie la magia, la ilusión por las cosas, y no este sentimiento tan rancio que tengo ahora.

Pero luego entendí que esto forma parte de la experiencia que estamos viviendo. Lo hemos dicho muchas veces, que no somos de hierro, que por muy buena cara que le pongamos al mal tiempo, los nubarrones terminan por llover, y por mojar la mirada de uno. Eso viene siendo permanente en estos días, unas ganas de llorar contenidas sin saber exactamente por qué.

Después de darle muchas vueltas, lo achaco al cansancio. Me da la impresión de llevar unos tres años sin descansar en condiciones, y no exagero mucho, la verdad. Cuando no es porque la peque se desvela -hasta tres y cuatro veces en una noche-, es porque el que se desvela soy yo, y no soy capaz de desconectar mi mente de mis problemas, mis ojos de mi techo ni mis oídos del cuarto de las niñas.

Demasiadas cosas encima de la mesa, demasiadas preocupaciones y fuegos por apagar. Y estoy convencido de que podremos con todos ellos, pero no puedo negar que desgasta muchísimo.

No puedo negar que se acusa mucho esta fatiga, y que me deja físicamente agotado y mentalmente derrotado. En fin, habrá que dejarse ayudar por quien sabe de esto. Aunque está claro que no puede durar para siempre…

Luego, me fijo en nuestros pequeños y eso tira de mi ánimo para arriba. Merceditas va aprendiendo más y mejor que nunca; a Sara la operaron hace unas semanas, y la campeona se está reponiendo con mucha paciencia y empeño; Isabel, la trilli, está para comérsela, siempre sonriendo; y al ver una foto el otro día de Sofía, a la que aún no conocéis pero pronto os presentaremos, donde parece ir gustándole lo de ponerse de pie, nos dio una ilusión tremenda.

En fin, como digo, para un optimista sin remedio como yo, la depresión es tan inexplicable como la calima para un esquimal pero, viendo cómo superan lo suyo nuestros pequeños luchadores, termino por convencerme de que no tengo ninguna excusa para seguir así, y que tengo que poner todos los medios para volver a encontrar el arcoíris entre tanto nubarrón. Por lo menos a querer buscarlo, como antes solía hacer, porque creo que he perdido mis gafas y no sé dónde las he puesto, pero seguro que ya aparecerán…

Quieres saber qué proponemos? Pincha en este enlace:

https://miaoquehago.wordpress.com/2014/09/29/gafas-para-todos/

Quieres colaborar? Pincha en estos otros:

https://miaoquehago.wordpress.com/2014/10/01/primeras-formas-de-colaborar/

https://miaoquehago.wordpress.com/2014/12/24/felices-fiestas-y-gracias-otra-vez-por-la-magia/

14 thoughts on “quién se ha llevado mi arcoíris…

  1. Mucho ánimo. El arco iris, aunque a veces tarde un poco más, siempre vuelve a aparecer en nuestras vidas.
    Sigo pensando cuando te leo que tus palabras describen muchas veces situaciones por las que hemos pasado y pasamos a dirario y, en mi caso, nunca he sabido encontrar la manera de usarlas para poder explicárselo a los que me rodean. Te doy la enhorabuena por ellas, aunque hayan sido escritas desde otro estado de ánimo. Las próximas, serán más alegres.

    Me gusta

    1. Muchas gracias.

      Somos conscientes de que esto se repite de unas familias a otras, por eso, aunque cueste, creemos que viene bien compartir la experiencia con todos. En las redes sociales a veces tendemos a dar una imagen limpia de problemas de cara a la galería, y no es ésa la intención…

      Abrazo,

      Me gusta

  2. Es necesario este trance! Derecho al pataleo que le llamaba mi madre. Si el arcoiris sale es porque antes ha habido una tormenta, si no, no aparece. Pues eso, nadie se ha llevado tu arcoiris, esta esperando la calma que pronto llegará. Tus gafas las llevas puestas, lo que pasa es que estan empañadas con la tormenta. Deja que pase. Lo dicho, es necesario. Ánimo!!

    Me gusta

  3. Muxo animo super papa! Yo m siento como tu, pero somos lo mas grande q tienen nuestros pekeños heroes. Y se merecen q sigamos siendo felices x sus caritas sonrientes a pesar de todo. Sois un ejemplo a seguir. Gracias x todas tus entradas tan llenas de magia. No as perdido tus gafas, simplemente las has cambiado de sitio. Animo d corazon

    Me gusta

  4. Cuando un grupo de hormigas quiere pasar una dificultad, bien sea un grieta más ancha de los normal o algún surco en el suelo por el que corre agua, realizan uno de los trabajos en equipo más maravillosos del mundo entero. Van una tras otra entrelazándose hasta crear una cadena que construye un puente que permite a las demás avanzar sin gran dificultad. A veces, algunas de las que valiente y generosamente forman parte de la estructura se cae por no poder soportar ya tanto peso,entonces, rápidamente otra ocupa su lugar, imposibilitando que la pasarela se debilite y permitiendo que las demás continúen su camino.
    Las hormigas son conscientes de que individualmente son prácticamente insignificantes y que su fuerza radica en la unión del grupo, en la existencia de la comunidad.
    Hoy por hoy llevar esas fantásticas gafas que con tanta generosidad nos brindáis desde “Mía o que hago” nos une, creando una maravillosa comunidad. Durante mucho tiempo has estado liderando la construcción de todas las estructuras necesarias para la continuidad de este bonito proyecto. No pasa nada si en algunos momentos otros tenemos que contribuir a soportar la pasarela y tú junto con el resto del grupo caminas por ella para conquistar un nuevo territorio.
    Siempre que lo necesites apóyate en la comunidad, momentos como estos, aunque no sean deseables, son los que hacen que pequeños proyectos lleguen muy, muy lejos.
    Yo no sé dónde has dejado las gafas, ni si de tanto usarlas se te han roto, ojalá y como dice Lucía simplemente estén algo empañadas, pero lo que sí tengo muy claro es que cualquiera de los que formamos parte de algún modo de este mágico grupo estaremos encantados de prestarte las nuestras hasta que recuperes las tuyas, que conociéndote será muy, muy pronto!!! Ánimo amigo!!

    Me gusta

  5. Amigo en el sentimiento, amigo en la vivencia, lo siento pero no puedes permitirte el lujo de decaer. Ese lujo es para quien no es capaz de buscar a su alrededor nadie por lo que luchar. Y digo nadie y no nada. Tienes a Tus Mercedes y a Tu Paula. Tienes a Mi Sofía, Mi Paula y Mis Jose y Sonia y a otros muchos Tus y Mis y de Ellos. Pero sobre todo te tienes a Ti mismo. Que te preocupas, pues claro que si, pero para estar bien debes buscar ese momento diario de las preocupaciones, un rato de tranquilidad para ti, para permitirte ese decaer, sufrir y llorar también, pero pasado ese momento, hay seguir con la vida que tenemos, la de cada uno/a, la que nos toca, porque así son las cosas. Cuando te desveles cuando te preocupes debes pensar que el momento de las preocupaciones es el que tu hayas elegido y no ese; debes posponer el preocuparte para ese rato diario y no antes ni después.
    Es muy importante cuando vivimos momentos como por el que describes que estas pasando ahora, en el que debemos tener presente una teoría que rula por ahí y que yo llamo el triangula de la vida: PENSMIENTO, EMOCION Y ACCION, PENSAMIENTO, EMOCION Y ACCION… Hemos de hacernos conscientes de nuestros pensamientos, dicen los expertos que tenemos unos 50.000 al día y que la mayoría de ellos son automáticos. Estos pensamientos nos generan unas determinadas emociones, positivas o negativas en función de cual sea el pensamiento. A su vez cualquier emoción genera una acción, una forma de actuar que a su vez nos hace pensar de una determinada manera y así una y otra vez, por eso es muy importante trabajar en hacernos conscientes de cuales son nuestros pensamientos, para modificar y desechar los negativos, los que nos hacen sufrir.
    Yo hay días que los paso haciendo el gesto físico de sacudir la cabeza. Inténtalo, por todos/as pero sobre todo por Ti. Ya te digo que funciona: desde la ventana del estudio donde estoy ahora, se ve un cielo gris horrible! pero que podría ser hermoso! Que digo podría, es HERMOSO, RELAJANTE, FRESCO, TRASMITE UNA GRAN PAZ Y SERENIDAD. LO VES? A QUE SI?. UN BESO.

    Me gusta

  6. Ito, no serias humano si no tuvieras momentos de flaqueza… el esfuerzo conlleva eso, cansancio, hastío… en momentos puntuales.. pero la esencia se lleva dentro. Eres un ser especial que irradias y, has irradiado siempre magnetismo y cosas buenas y, por tanto, todo y todos lo/los que te rodean, está/n impregnados de ello. Estamos ahi, para acogerte, para animarte y para continuar con tu maravilloso proyecto. Gente como tú, es la que hace este mundo mucho más bello. Adelante, campeón. un beso fuerte a ti, y a todos los tuyos, Seguir luchando, no siempre es estar activo y positivo, sino, haber encendido esa llama.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s