y ahora, qué..?

bebe

Pues nada, con apenas un año de rodaje desde que nos embarcáramos en esta aventura, parece que hemos alcanzado la meta propuesta: nacer.

Esto iba de niños, y sigue yendo de eso. Os pedimos paciencia, acabamos de llegar a este mundo en forma de Fundación, y nos quedara mucho aún que aprender. A eso nos ponemos.

Tenemos lo bueno y malo de un bebé, ilusión, inquietud, inocencia… y torpeza, y miedos, y más de una cosita que pulir. En fin, tenemos claro que, rodeados de todos vosotros esto se hará mucho más llevadero, con todo lo que nos queda por andar.

La intención es la misma que os dijimos en un principio, centrarnos en las familias recién llegadas a este extraño mundo de los niños que presentan alguna dificultad en su desarrollo, compartir información con ellas, no dejarlas solas, inyectarles la energía y fuerza que van a necesitar, hablar sin tapujos pero sin lástima de nuestros hijos, no dejarlas solas,intentar orientarlas en su día a día, atender sus dudas, ayudarles a encontrar más recursos y sufragar los gastos de sus hijos, no dejarlas solas, bajo ningún concepto…

Esto va para largo pero, al igual que la vida que tiene por delante un bebé apenas nacido, no puede ser más emocionante.

Gracias a todos los que habéis dado a las teclas para darnos a conocer, cada “Me Gusta”, cada “Compartir”, cada pulserita, camiseta o taza que habéis regalado ha tenido sus frutos, y aquí lo veis. No podemos estar más satisfechos.

Gracias, muy especialmente, a los que habéis estado más cerca, sin perder ni una pizca de emoción con todo esto, dejándoos contagiar de nuestras ideas más o menos locas, terminando por creer que esto era posible casi con la misma intensidad que nosotros.

Gracias, con nombre propio, en especial a Inma, que se metió hasta la médula en el proyecto; a Isabel, que a pesar de tener tres flores en casa que atender siempre encuentra el minuto de más para Miaoquehago; a Manolo, que se levanta y acuesta pensando qué más se puede hacer por la causa.

Esto es bonito, sinceramente, porque es compartido con mucha gente. No dejéis de estar ahí, si no toda esta Magia se desinfla y ya no es lo mismo.

Ya somos Fundación, bien, y ahora, ¿qué?. Ahora, a trabajar…

Cualquier cosa, dejad un comentario -al final de esta página- o escribid a miaoquehago@gmail.com

Quieres saber qué proponemos? Pincha en este enlace:

https://miaoquehago.wordpress.com/2014/09/29/gafas-para-todos/

Quieres colaborar? Pincha en este otro:

https://miaoquehago.com/2015/06/07/mia-como-vamos-y-como-colaborar/

amores pletóricos

two teddy-bears sitting with their arms around each other isolated in white

Por supuesto que no se quiere más a un hijo que a otro, pero me atrevo a decir que se quiere “distinto” a uno con necesidades especiales. Al menos, yo siento que tengo mi forma de querer a una hija que no es del todo igual a la de la otra.

A la una, la acompaño desde que nació en su crecimiento, quedándome en un lugar de excepción para verla cómo se desenvuelve, con sus manías, con sus miedos y su repertorio de gestos que la hacen única. A la otra, por fuerza, la ayudo a dar los pasos que no es capaz de dar por sí sola, la achucho y la mimo como el bebé que ya no debería ser, y la observo hasta el más mínimo detalle sorprendiéndome a cada cosa nueva que logra hacer.

La una tiene todo superado, con nota y me tiene loco, con sus comentarios, con sus observaciones con ese atarme en corto que maneja tan requeté bien. La otra, tan inocente, se maravilla con cualquier tontería que le hagas, está descubriendo todo y no es capaz siquiera de entender unas segundas intenciones.

Con la una, se pasa el tiempo volado, apenas la estás despertando a besos para sacarla de la cama y, cuando acuerdas, ya la estás acostando de nuevo, con otro de dulces sueños. Con la otra, todo va despacio, lentísimo, y te obliga a tragarte tus prisas, tus nervios y tus estreses para seguir su ritmo tranquilo, para jugar mirándola a los ojos, a los labios, esperando encontrar en cada juego algún sonido nuevo.

La una y la otra se llevan increíblemente bien. Se ve que el punto y la i van irremediablemente juntos y no son lo mismo por separado. Hay pasión por los dos lados, y la una ha aprendido a jugar con la otra, respetando sus tiempos y sus espacios, y sabe ya que lo que tiene en casa es muy especial, y no por ello es menos hermana que las que ve en casa de sus amigas. La otra, no hay día que se levante sin regalar la primera sonrisa de la mañana a su hermana mayor, se siente protegida, querida y a gusto cuando está ella cerca, revoloteando y revolviendo todo a su paso.

No hay mejor armonía para mis oídos que las risas, entrelazadas, de las niñas de mis ojos, de mis sueños y de mi vida entera.

Hay quien dice que no has querido de verdad si nunca has tenido un amor de esos imposibles, platónicos, que te dejan el corazón rotito y a años luz de recomponerlo. Yo prefiero los otros, los pletóricos, los que te hacen sentirte superior al resto de los mortales, los que te dan un subidón y te llenan con una fuerza tal que te parezca que vas a saltar por los aires con tanta dosis de cariño.

Cualquier cosa, dejad un comentario -al final de esta página- o escribid a miaoquehago@gmail.com

Quieres saber qué proponemos? Pincha en este enlace:

https://miaoquehago.wordpress.com/2014/09/29/gafas-para-todos/

Quieres colaborar? Pincha en este otro:

https://miaoquehago.com/2015/06/07/mia-como-vamos-y-como-colaborar/

sonríe, payaso…

sonrie

Tengo por norma no fiarme de alguien que no sepa silbar, o que no suela tararear algo de vez en cuando. Es que, si no tiene motivos para silbar, sinceramente, creo que algo le pasa, que está acumulando una tensión interna peligrosa que acabará por salpicar a los que tenga a su alrededor. Pues eso, huyo o me los quito de mi entorno, y me va genial, de verdad.

Hace ya un septiembre que empezamos con esta historia de Miaoquehago y, podéis creerme, estoy silbando más que nunca. Lo silbo todo, y puedo alardear de saber hacer filigranas musicales en cualquier género, desde infantil -cómo no- hasta clásica, pasando por música electrónica.

Es un síntoma muy gráfico y si no, pensadlo y me contáis. Te sientes bien, silbas; no te sientes bien, resoplas. No falla.

De hecho, el silbido y el tarareo, están íntimamente ligados a la sonrisa. Supongo que viene a ser como el calentar y el estirar que hacen los deportistas antes de ponerse a darlo todo.

La sonrisa. Vaya invento. La sonrisa es el sostén del espíritu. Y no sólo del propio, sino del ajeno. Una sonrisa, bien sonreída, es capaz de levantar la moral más hundida que hayas imaginado. En casa nos obligamos a sonreír de vez en cuando. Estoy seguro que nada es tan serio que te borre la sonrisa para siempre. No puede serlo.

¿Cuál sería la primera sonrisa de la historia? No tengo ni idea, pero debió ser impresionante. Seguro que incluso asustaría al que la viese, porque refleja un poder de su dueño increíble, capaz de cualquier cosa.

Hay que tener bien cargado el arsenal de sonrisas, por lo que pueda pasar, porque nunca sabes cuándo se pueden necesitar. En nuestras circunstancias, creo que he sonreído más a mis hijas desde que nacieron que en toda mi vida al completo. Es una herramienta fundamental de quien trata a diario con niños con problemas de desarrollo.

Y estoy seguro que los niños con este tipo de limitaciones captan bien el mensaje lanzado en forma de sonrisa. No se puede lograr la motivación necesaria de otra manera. Piénsalo. Cuando más se dejan la piel, cuando más cerca están de la derrota, mejor reciben una sonrisa. Debería ser un tratamiento casi imprescindible para todos los males. Y gratis…

La sonrisa empuja al que se esfuerza hasta alcanzar su meta, reconforta al más cansado y premia lealtades. ¿Quieres mostrar orgullo y respeto por alguien con sólo una línea? Sonríe. ¿Quieres decir un “te quiero” alto y claro sin que nadie te oiga? Sonríe. ¿Quieres abrir un paracaídas infalible? Sonríe. Y hazlo porque sí, porque no te cuesta nada y porque no sabes cuándo vas a dejar de hacerlo para siempre. Búscate una buena excusa y dale arrugas a tu boca, que no te arrepentirás.

Puede sonar a psicología barata, pero cada vez tengo más claro que funciona. Demasiadas malas noticias alrededor. A medida que creces no dejas de ver miles de motivos para dar gracias por lo que te haya tocado vivir. Vivimos y nos desvivimos trabajando como los faraones, tan ingenuos que nos pensamos que las riquezas que generemos ahora nos servirán de algo en otra vida. Me da a mí que no. Así los enterraban, completamente hieráticos, sin gesto, sin sonrisa. Y así les va ahora.

Si últimamente tienes esa rara sensación de que todo se tuerce, en serio, sonríe y haz sonreír. Saca de una vez al payaso que llevas dentro y ponlo a trabajar. Hazme caso. Es urgente.

pulsera modo sonrisa
Pulsera Miaoquehago, modo “sonrisa”.

Cualquier cosa, dejad un comentario -al final de esta página- o escribid a miaoquehago@gmail.com

Quieres saber qué proponemos? Pincha en este enlace:

https://miaoquehago.wordpress.com/2014/09/29/gafas-para-todos/

Quieres colaborar? Pincha en este otro:

https://miaoquehago.com/2015/06/07/mia-como-vamos-y-como-colaborar/